Las cuatro C: el pensamiento crítico, la comunicación/comprensión, la colaboración y la creatividad

Ya tenemos algunos caminos señalados. Recordemos algunos ya conocidos.

Edgar Morin, pensador francés, actualmente con 98 años de edad, respondió a la solicitud de la Unesco y señaló “Los siete saberes necesarios para la educación del futuro” como propuesta que debe llevarse a las escuelas y a todos los procesos educativos. Morin destaca la importancia de enseñar sobre las cegueras del conocimiento, los errores y las ilusiones, la complejidad de los fenómenos y el enfrentamiento de las incertezas. De la misma manera, realza la impostergable necesidad de enseñar la comprensión, la condición humana, la identidad terrena y la ética del género humano. Las enseñanzas de Edgar Morin deberían ser priorizadas en la educación y ser libro de cabecera de todo educador.

Pedagogos de renombre también presentan otro camino, muy coherente y que vale la pena destacar. Se trata de la importancia de priorizar la enseñanza de las “cuatros C”:

  • Pensamiento crítico: 

En lo que respecta al pensamiento crítico, cabe señalar que la información va mucho más allá, tanto en volumen como en velocidad. Recibimos información al instante sobre todo lo que sucede en el mundo. No nos falta información, lo que nos falta es el pensamiento crítico asociado con una racionalidad abierta que permita una mayor aproximación a la realidad de los hechos. Debemos recordar que la misma inteligencia que desarrolla altas tecnologías es la misma inteligencia utilizada para manipular las informaciones. Nunca fue tan difícil conocer la realidad de los hechos, nunca la información fue tan manipulada a partir de intereses ideológicos, doctrinarios, políticos e, incluso, científicos. Desde los densos programas de gobierno hasta las sencillas informaciones cotidianas que circulan en las redes, las fake news prevalecen. Es tan difícil apropiarse de la información correcta que, como bien afirma Edgar Morin, necesitamos una piqueta y cavar en las profundidades de las catacumbas informativas para lograr una razonable aproximación a la verdad de los hechos. Alejarse de las ilusiones creadas por las informaciones tendenciosas, librarse de las cegueras y de los errores impuestos por las informaciones mentirosas es el desafío del pensamiento crítico que espera una pedagogía eficaz.

  • Comunicación/comprensión:

Enseñar la comunicación se vincula estrechamente con la enseñanza de la comprensión que, actualmente, de forma reducida, solo se afianza en su dimensión objetiva, fría y pragmática. El desafío es comprender no solo con la lógica fría de la razón que explica, sino avanzar hacia la “comprensión intersubjetiva”, aquella que considera la interioridad de las personas, sus sensaciones y emociones, que son la base de sus motivaciones. En ese sentido, ya contamos con los aportes pedagógicos contenidos en la obra de Edgar Morin, “Los siete saberes necesarios para la educación del futuro”, donde el autor teoriza y orienta a los educadores a transmitir a los niños, jóvenes y adultos los fundamentos para enseñar comprensión. En el contexto de la comunicación y la comprensión, es necesario destacar el tema del diálogo, muy bien tratado en la perspectiva teórica de David Bohn, en su libro “Sobre el Diálogo”. Se trata de otra prioridad de la educación. La competencia para el diálogo es, hoy por hoy, lo que la sociedad más necesita. Es una forma de hacer circular sentidos y significados. Responde a la necesidad de una reflexión conjunta que observa de forma cooperativa las experiencias vividas y mejora la comunicación entre las personas. En el proceso dialógico, nadie quiere ganarle al otro, se trata de un juego en el que todos ganan. El diálogo cuestiona y aprende, no existe para persuadir y enseñar. Dialogando, valorizamos y viabilizamos la pluralidad de ideas, no solo buscando acuerdos y convencimientos. Quien dialoga suspende, temporalmente, el juicio, y mantiene la mente abierta para una nueva comprensión. El diálogo es el elemento que consolida a la sociedad y espera para entrar en las aulas de todo el mundo con educadores preparados para esta misión.

  • Cooperación:

El individualismo y el egocentrismo, sumados a las diversas formas de sociocentrismos y etnocentrismos, prevalecen en la cultura. Desarrollar el espíritu de cooperación es una necesidad fundamental. La capacidad de trabajar bien con el otro es vital para el ser humano. La cooperación libera la fuerza creativa que brinda beneficios mucho mayores que los que una sola persona podría lograr. Un fuerte obstáculo a la cooperación es la tendencia de pensar que nuestros propios sentimientos y atributos son más importantes que los de los demás. Debemos notar, por medio de la educación, que esa visión autocentrada nos perjudica tanto como a las demás personas. En la cooperación encontramos la expresión del interés y del cuidado por el otro. La cooperación eleva la calidad de aquello que hacemos.

  • Creatividad:

Es deseable esperar que la educación no olvide ni sea negligente con las grandes y fundamentales dinámicas universales que, naturalmente, incluyen el fenómeno de la vida. Entre ellas, podemos citar particularmente la dinámica de la impermanencia. Sabemos que todo se transforma todo el tiempo, que nada queda estancado, que todo está en constante movimiento de cambio. Sabemos que todo comienza y termina, que momentos nacen y momentos mueren. Como afirmó Heráclito, nadie entra dos veces en el mismo río. La segunda vez, no serán las mismas aguas ni la persona será la misma. Somos educados para resistir o negar la impermanencia. Nos cuesta mucho cambiar y eso es contrario a la naturaleza de la vida. No existe vida sin muerte. Tenemos que morir a una idea para que otra, más adecuada, más amplia y profunda, ocupe su lugar. Lo que fuimos en el pasado no asegura el éxito ante las demandas del presente y del futuro. Tenemos que renacer todos los días, personal o profesionalmente. Aprender a morir para vivir para lo nuevo es el desafío de la creatividad que debe estimularse en la educación.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Emotional
Learning
Solutions

SOLUCIONES EN
DESARROLLO
SOCIOEMOCIONAL

Solutions pour
l’apprentissage
socio-émotionnel

Sociaal-Emotionele
Werkvormen

Handreichungen Zur
Sozial-Emotionalen
Kompetenzbildung